Vídeos promocionales para concienciar sobre medioambiente

No todo el mundo puede pagar a un profesional para que le haga un vídeo promocional para concienciar sobre el medio ambiente. La gran mayoría de los vídeos que vemos en las redes sociales han sido creados por profesionales para ser impactantes. Si quieres que el medio ambiente sea un tema de verdad importante necesitarás una buena dosis de creatividad, y el doble de paciencia.

Cómo empezar: preparación, equipo y actitud.

Saber cómo crear vídeos promocionales es la clave para tener la herramienta que haga cambiar conciencias en este mundo aislado en las redes sociales y desapegado al problema medio ambiental.

Lo primero es saber de lo que vas a hablar, es muy importante crear un guion para no equivocarte mucho. Si, por ejemplo vas a hablar de reciclaje necesitas saber los tipos de materiales reciclables, las técnicas de reciclaje y si es posible el rehúso de los mismos. Intenta escribirlo con frases cortas y haz pausas entre ellas.

Los vídeos permiten echar a volar la imaginación y, si tenemos tiempo podemos hacer cosas como este de Greenpeace. Un trabajo así requiere tiempo y mucho material gráfico y de audio, además de manejar con soltura el editor. Hay varios editores gratuitos que puedes descargar como Avidemux, Ligthworks, Virtual Dub, Jahshaka, VSDC Video Editor y VideoPad, o incluso usar en línea como WeVideo.

El equipo que necesitas es al menos una cámara HD, un smartphone, un micrófono y un trípode. La cámara es mejor que sea una compacta ya que suelen tener mejor calidad, mejor batería y las tarjetas de memoria son más baratas. Además las puedes dejar de pie sobre una mesa y te acabas de ahorrar el trípode. El smartphone y el micro son para grabar el audio. Se graban por separado y luego se unen en la edición.

Un truco para empatar bien sonido y audio es dar una palmada antes de empezar para tener el lugar exacto para juntarlos.

La actitud es importante, ya que grabar vídeos puede desesperar y mucho. Debes ser positivo, porque no te va a salir a la primera, vas a necesitar varias tomas, muchas. Te vas a reír, gesticular, poner caras raras, moverte demasiado, te vas a perder. Si tienes un guion y frases cortas puedes luego cortar las buenas y repetir las malas.

Siempre que puedas trata de sonreír de forma natural, esto es fácil si dominas el texto.

Entremezcla imágenes mientras expones o algún corte de vídeo que hayas grabado mientras suena el audio. Si has visitado alguna planta de reciclaje, algún vertedero o una salida al campo recuerda quitar el sonido grabado en el lugar.

También puedes crear vídeos como el del Ministerio de Defensa, que hace uso intensivo de las imágenes y al final una voz en off habla unas palabras.

Editando

Una vez que tienes todo, y que ya has elegido tu programa de edición favorito, es hora de editar y de dar forma final al trabajo. Es hora de recortar. Intenta que sea impactante. Corta todas las pausas y cosas raras entre medias, y listo para subir a tu plataforma favorita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *