¿Por qué es tan importante la higiene en la manipulación de alimentos?

La higiene en la manipulación de alimentos es fundamental para la salud. Para evitar que podamos ponernos enfermos por la acción de determinadas bacterias, debemos prestar especial atención a este aspecto.Por esa razón, las personas que se dedican al mundo de la hostelería y de la alimentación en general tienen que formarse para saber cómo manipular alimentos.

Tanto si trabajas en un bar como en una pastelería, o en cualquier tipo de establecimiento en donde se sirva comida, deberías pensar en obtener el carnet de manipulador de alimentos. Existen cursos presenciales y cursos a distancia. Por ejemplo, podemos consultar esta web para saber cómo sacarlo.

Por qué es tan importante la higiene en la manipulación de alimentos

Cuando hablamos de higiene en la cocina, todos tenemos en mente un espacio limpio, que no se nos caiga comida al suelo, o no poner los alimentos sobre recipientes sucios. Sin embargo, tener este tipo de cuidado requiere mucho más.

Sin una correcta higiene, los alimentos pueden contaminarse fácilmente y causar serios problemas para la salud humana. Quien más o quien menos, ha oído hablar alguna vez sobre intoxicaciones por salmonella en restaurantes, o grupos a los que les da una gastroenteritis después de haber comido en un determinado lugar.

A veces, es imposible evitar que una bacteria contamine un alimento. Sin embargo, tomando ciertas medidas y estableciendo hábitos de manipulación responsables, podemos evitar un alto porcentaje de problemas relacionados con intoxicaciones.

La llegada del verano es un factor de riesgo en cuanto a la contaminación de los alimentos. Las altas temperaturas hacen que las bacterias crezcan con mayor rapidez y que los alimentos se degraden a un ritmo más alto.

Para evitar las principales intoxicaciones alimentarias, el carnet de manipulador de alimentos es fundamental. En estos cursos se aprende todo lo necesario para que la comida llegue en buenas condiciones al plato del cliente. También podremos ser capaces de identificar los principales elementos de riesgo.

Las causas de intoxicación más comunes son las siguientes:

Escherichia coli

– Salmonella

– Botulismo

– Anisakis

– Shigella

– Hongos

Estas bacterias y hongos causan problemas gastrointestinales que pueden ir de moderados a muy graves. De ahí, la importancia que tiene tratar los alimentos con prácticas seguras y saludables.

Algunas comidas, si se dejan a temperatura ambiente en los meses más cálidos durante un periodo prolongado, es fácil que se contaminen. También, hay ciertos alimentos más proclives a albergar crecimientos de bacterias en ellos. El huevo es uno de los que más problemas puede causar. Solo con que una cáscara contaminada toque la comida, se puede llegar a desarrollar salmonellosis.

Las diferentes técnicas de cocción también pueden ayudarnos a evitar infecciones. Los alimentos crudos pueden contener agentes biológicos dañinos para nuestra salud. Por eso, todo lo que sea procedente de origen animal, debe quedar muy bien cocinado para evitar riesgos. En cuanto a los vegetales, si se consumen crudos, deben lavarse bien antes de ser consumidos.

Con el conocimiento adecuado, podremos prevenir la mayoría de las infecciones relacionadas con la comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *