El valor de lo artesanal se convierte en tendencia

En un mundo caótico donde se intensifican el ruido y el estrés, un ritmo vertiginoso de consumo incesante, están naciendo nuevas tendencias que marcan un paso hacia la artesanía, el arte de hacer de cada creación una joya y de cada joya una creación única y especial. Despunta las joyas artesanales, que están de vuelta con una fuerza arrolladora, a petición de clientes que quieren algo especial y único, donde el sello de lo artístico marque la diferencia.

Esta tendencia de la vuelta a la fabricación artesanal se debe sin duda a la espectacular demanda que contienen las creaciones hechas a mano, generalmente grandes marcas que comercializan con productos eco. Esta vertiente de la vuelta a lo auténtico consiste en amar lo que haces y que lo que amas sea adorado a su vez como objeto de culto.

Las manos del artesano se han convertido en la arqueta de donde sacar toda esa fantasía e ilusión de los artesanos y artistas que te ofrecen un pedazo único de su imaginación. Es fascinante el acto de creación y el resultado de la elaboración de tu sueño más preciado, debido a que puedes pedir por encargo una pieza de joyería artesanal, que te llevará a las alturas de tus vanidades, donde no hubieses considerado conseguir todo lo imaginable.

Los ojos del artesano te llevan a vivir una fantasía hecha realidad, un espejo cuadrangular desde el que observar la policromía de las marcas del nuevo bussines. Realmente la demanda de productos de artesanía ha abaratado los costes, siendo factible adquirir uno de estos artículos de lujo con un valor antes impensable.

Los campos de la artesanía de muebles, loza, jarrones, pasamanería y más están adelantándose en esta finalidad de consumo que aprecia lo sublime y auténtico, donde las manos del artesano juegan con el barro el cristal o los metales y piedras preciosas para hacer joyas preciosistas.

La nueva figura del artesano

Son las grandes marcas ahora las que atesoran el secreto de empresas familiares con firma propia y elegancia fina y artesanal con un toque idílico, que inventa y reinventa desde la imaginación ampulosa del artista y su fábrica manual.

Recuperando lo ancestral

La artesanía ha dejado de construirse en gremios y se acerca como nunca a los deseos de los clientes, porque puede ser personalizada, cada día está entre las últimas tendencias los adornos, la ropa bio, los alimentos frescos con certificado… y son muchos los que apuestan por el retorno a la vida slow. Lo último apunta a sortijas de metales y piedras puras, los objetos de maderas exóticas, el vidrio o el trabajo del metal ocupando un lugar inalienable.

Lo snob está fuera de la moda y se reinventa la artesanía para comunicar un estado no consumista donde adquirir un objeto de valor único, ya que cada pieza es diferente y original.

Recuperando lo invisible

Está al alza la renovación de empresas de gran nombre junto a otras pequeñas que se dividen entre los nuevos artesanos y casas comerciales de muchas generaciones de antigüedad con mucha solera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *