¿Cuáles son los componentes químicos de las gafas de sol?

Cuando llega el verano, la luz del sol es tan intensa que si no nos protegemos de forma adecuada, podemos tener algunos problemas importantes para la vista.  Por ello, necesitamos de unas gafas de sol que realmente nos puedan llegar a proteger de la manera adecuada. Cuando echamos un vistazo al mercado, nos encontramos con una gran variedad de marcas de gafas de sol con diferentes características y particularidades.

¿Alguna vez te has preguntado cómo funcionan las gafas de sol? ¿Qué es lo que tienen para poder protegernos del sol de la forma adecuada? A continuación, vamos a profundizar en este tema.

Descubre cómo funcionan las gafas de sol a nivel interno

Dependiendo de cada modelo en cuestión, tendrán un determinado tipo de funcionamiento:

Gafas de lente tintada

El tinte se encargará de poder determinar diferentes frecuencias de luz que serán bloqueadas para evitar que puedan llegar a penetrar en el ojo. Dependiendo del color, tendrá una función u otra; por ejemplo, en el caso de que el tinte sea de color gris, reducirá la cantidad de luz que nos llega, si es amarillo, reduce el espectro azul de la luz, si es verde, mejoran el contraste y reduce el destello…

Gafas de lentes polarizadas

Las gafas polarizadas, a nivel interno, disponen de una serie de componentes químicos que tienen como objetivo absorber la luz que llega del sol. Desgraciadamente, en el mercado podemos encontrar algunas gafas que se venden como tales, aunque realmente no lo son.

Existe una prueba muy sencilla para saber si es o no polarizada; simplemente podemos colocar un espejo en la mesa, reflejar la luz del sol y apuntarla sobre las gafas; las vamos girando y en algún punto del giro veremos cómo la luz pasará limpiamente. En algún punto no debería de dejarla pasar y eso denotará que es polarizada. Si la deja pasar en todos los puntos, entonces tenemos un problema.

Lentes acromáticas

La particularidad de estas lentes es que se oscurecen de forma automática dependiendo de la cantidad de luz que reciben. Para conseguir su efecto, tienen compuestos químicos como cloruro de plata.

Lentes espejo

Estas lentes tienen la particularidad de reflejar la luz impidiendo que una buena parte de ella pueda pasar al ojo; se añade un filtro extra para conseguirlo pero como desventaja, son muy sencillas de sufrir arañazos.

Lentes con filtro UV

Para conseguir este nivel de protección se necesita una lente especial que ha sido creada con productos químicos determinados. Son capaces de absorber la radiación de los rayos UV y según los expertos, esto es algo que debería de estar presente en todas las gafas del mercado.

Lentes antirreflejantes

Y terminamos con este tipo de lente en donde se añade una capa adicional con el objetivo de evitar que nosotros mismos nos podamos llegar a ver. En este caso, se utiliza un material con un índice de refracción elevado.

Ahora ya sabes cómo se fabrican la mayoría de gafas que existen en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *