Cómo tratar pieles atópicas

La piel atópica es una enfermedad de la piel que se presenta sobre todo en bebés y niños, menos comúnmente en adultos.

En los niños la erupción afecta directamente en la cara mientras que en los adultos afecta más al cuello, frente, detrás de las orejas, alrededor de los ojos y a la zona del escote. La dermatitis atópica a menudo hace que los que la padecen tengan otro tipo de trastornos como falta de sueño, estrés, discriminación y falta de confianza en sí mismos.

Los síntomas y el picor de los mismos pueden variar según la edad, el tipo de persona, la temperatura, la estación del año e incluso los días.

Tratar una piel atópica no es complicado ni algo muy difícil, ya que su tratamiento podemos encontrarlo con facilidad en farmacias e incluso algunos de los remedios para aliviar los síntomas podemos hacerlos de forma casera en nuestro hogar.

¿Qué podemos hacer para tratar la piel atópica y sentirnos mejor?

Hidrocortisona

La hidrocortisona es un corticoide muy utilizado en cremas para aliviar la piel atópica ya que su acción a la hora de aliviar el picor es rápida y su efecto reduciendo la inflamación casi instantánea, como contra debemos destacar que un uso prolongado de este corticoide puede reducir el espesor de la piel.

Están absolutamente desaconsejados en la piel de bebés y niños.

Antihistamínicos

Tales como la cetirizina, la difenhidramina, y la fexofenadina nos ayudan a reducir los síntomas del eczema y la inflamación, es importante que sea nuestro médico el que nos recete este tipo de medicamento, ya que se puede administrar por vía oral y mediante crema tópica.

Algunos consejos pueden hacer que nuestro día a día sea más llevadero y no sintamos tanto picor o hinchazón.

Llevar un diario, anotar de manera habitual nuestra alimentación puede sernos de gran utilidad para saber qué alimentos son más propensos a generarnos mayor hinchazón y comezón.

Ejercicios de relajación, tales como el yoga y la meditación pueden reducirnos el estrés diario, uno de los factores más comunes de la dermatitis atópica.

Evítese rascar, rascarse los granitos a todas horas solo provoca que tengamos la piel llena de cicatrices y marcas y por supuesto debemos evitar que los niños se rasquen, por lo que mantener sus uñas limadas y de reducido tamaño ayudará a que no se toquen las heridas. Si el picor es excesivo, es recomendable darse pequeños toquecitos con la yema de los dedos antes de llegar a rascarse por completo.

Si desea maquillarse lo mejor es que lo haga con productos lo más naturales posible o en su defecto con productos especiales para pieles atópicas, ya que algunos componentes del maquillaje le empeorarán considerablemente la piel.

Es muy importante utilizar buenas cremas para pieles atópicas que nos ayudarán y mucho a reducir la hinchazón de la piel. Deberemos conservarlas en la medida de lo posible en la nevera o en la zona más fresca de la casa, ya que aplicarlas en frío alivia mucho más los picores.

Con estos consejos combatirás activamente la piel atópica.

No se admiten más comentarios