Cómo conseguir unos fritos más sanos

Todos sabemos que los fritos no entran, precisamente, en la categoría de alimentos saludable. Su contenido en grasas y las calorías que aportan, les han dado una mala fama que contrasta con lo que suelen gustar a todo el mundo. Aunque sea imposible eliminar totalmente sus efectos negativos, hay algunos trucos que, al menos, pueden reducirlos bastante. Con una buena freidora y siguiendo estos consejos, podrás consumirlos de vez en cuando, siempre con moderación. Y si no tienes freidora, visita esta comparativa de Comprarlasmejores.com para empezar a hacerte una idea. Va a encontrar incluso algunos modelos de las modernas freidoras de aire caliente, que no necesitan aceite para cocinar.

Trucos para una fritura más sana

Siempre aceite de oliva

Si no tienes una de esas freidoras de aire de la que hablábamos antes, el consejo es que siempre optes por usar aceite de oliva para tus fritos. Es cierto que no aguanta temperaturas tan elevadas como otros tipos, por lo que habrá que andar con cuidado para que no se queme, pero, en el aspecto de la salud, no tiene rival.

Al calentarse se descompone más lentamente y es más estable, por lo que impregna mucho menos el alimento. Así, al final no consumiremos tantas grasas como con otros.

No mezcles aceites

Ni distintos tipos, ni usados con nuevos. Nunca se deben mezclar aceites a la hora de freír. El punto de quemado es diferente y el que empieza a humear antes, puede fastidiar al otro.

Vigila la temperatura

Una de las claves para obtener una buena fritura. El aceite debe estar a unos 180 grados, suficiente como para que el alimento se haga bien por dentro, se dore por fuera y no quede impregnado totalmente de aceite. Por otra parte, hay que vigilar que no se queme, ya que pueden aparecer componentes tóxicos.

Eliminar el exceso

Por mucho que sigamos estos consejos, los alimentos siempre van a estar algo impregnados de aceite. Acostumbrate a colocarlos sobre papel de cocina en cuanto los extraigas de la freidora. Si no, esas calorías innecesarias van a llega a nuestro plato. Recetas sin aceite para tu freidora.

Prueba nuevos métodos

A veces no es solo el aceite el que puede perjudicar a nuestro organismo. También algunos rebozados o el simple enharinado hace que las calorías aumentes. Por eso, puedes probar a variar los componentes. Prueba con frutos secos para rebozarlos o a preparar una tempura con agua(o cerveza), huevo y harina. Será más suave y ligera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *